COMBUSTIBLE SOSTENIBLE

Desde Offshore Special Services apostamos por el uso de Gas Natural Licuado (GLP) en nuestros vehículos de intervención, como medida para combatir el cambio climático y sus efectos, así como para incrementar el cuidado y respeto al medio ambiente.

 

Estamos ante un combustible con bajas emisiones de NOx, C02 y partículas, mejorando así la calidad del aire. Otra de las ventajas que ofrece el GLP es la reducción de la contaminación acústica por encima del 50%. 

 

En comparación con la gasolina, la reducción de emisiones CO2 alcanza un 14%. Respecto a los vehículos basados en gasóleo, la caída de emisiones NOx se sitúa en el 96% y de un 99% en el caso de las partículas.