La vigilancia en playas: en busca de la playa perfecta…

Tras más de una década trabajando en el sector de la vigilancia en playas, Jose María Cegarra, tiene claro cual es la filosofía que debe buscar un dispositivo de seguridad en playas, por eso asegura que “hay que prevenir el rescate en lugar de hacerlo”.

 

Jose María, es Coordinador en OSS, y nos cuenta, a través de su experiencia, lo que hace para buscar lo que el llama, “la playa perfecta”.

 

Usted lleva muchos años trabajando en servicios de salvamento y vigilancia en playas ¿Cuál ha sido su mayor aprendizaje?

 

Desde mi experiencia de más de 12 años trabajando en el sector, considero que un buen servicio de salvamento pasa por una labor de prevención exhaustiva, siguiendo la filosofía básica dentro del socorrismo, que es “prevenir un rescate en lugar de hacerlo”.

 

Por ello, es primordial estar a pie de playa informando al usuario, avisando de los posibles peligros, detectando riesgos, etc., por lo que el concepto de vigilancia dinámica, cobra un nuevo sentido, puesto que nos permite “sentir” lo que está ocurriendo en la playa, y disminuir el tiempo de detección/intervención.

 

Usted trabaja en OSS, ¿Cómo ponen en práctica este sistema?

 

Nosotros buscamos siempre que los tiempos de respuesta se reduzcan drásticamente al unificar tres cosas: la profesionalidad del rescatador, sus técnicas de trabajo y los medios técnicos.

 

La profesionalidad de nuestros rescatadores se busca no solo seleccionando perfiles con experiencia contrastada, si no apostando por una formación profesional y eligiendo la “actitud” correcta. Ellos saben la responsabilidad que acarrea su trabajo y son conscientes de que, en la playa, muchas veces marcan la diferencia entre una jornada feliz o un día que marque a una familia para toda la vida.

 

¿Cuáles son las técnicas de trabajo que ponéis en marcha en la playa?

En cuanto a las técnicas de trabajo, nos basamos en la vigilancia dinámica como elemento básico de los dispositivos, aunque siempre tenemos personal en las torres o casetas de vigilancia en el arenal, para que sirvan de referencia a los usuarios, nuestros rescatadores realizan continuamente batidas a pie de playa, haciendo hincapié en zonas más conflictivas (conocimiento del medio), interactuando con los usuarios, dando los consejos o informando de los peligros. A esto se suma que los vehículos de apoyo siempre están haciendo rondas por las zonas de playa asignadas para una mejor cobertura.

 

La comunicación con los usuarios, y la correcta señalización de los peligros, es clave en esta labor. Es por ello que invertimos mucho tiempo en conocer como se comportan los arenales que vigilamos, y en que peligros pueden entrañar para los usuarios.

 

¿Con qué medios técnicos cuentan en la empresa?

 

Los medios técnicos son esenciales para una correcta labor de prevención y rescate. Nosotros apostamos por dispositivos que empleen comunicaciones digitales con geolocalización, para cada uno de nuestros rescatadores, permitiendo a los coordinadores, conocer la ubicación de estos, y saber como evoluciona el dispositivo de vigilancia.

 

Por otro lado, a pie de arenal, y tras estudiar el mercado, hemos optado por desplegar, como vehículos de soporte en el arenal, unos medios muy particulares, como son nuestros anfibios de vigilancia.

 

Estos vehículos, además de poder hacer transiciones desde la zona húmeda hasta el punto de extracción con ambulancia gracias a sus superiores capacidades TT (cuentan con tracción total 8×8), pueden hacer incursiones dentro del agua o en zonas pantanosas o rocosas de difícil acceso, portando medios para realizar un Soporte Vital Básico.

 

 

Estos medios junto con nuestros VIR, nos permiten realizar transiciones a las zonas de intervención muy rápidas, haciendo que los tiempos de atención se reduzcan, y haciendo que nuestros despliegues, tengan tasas de éxito en los rescates y recuperaciones, muy por encima de las medias estadísticas.